Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
Marcos Macarro (Amnistía Internacional): “Los derechos humanos son una carrera de fondo: los avances que se han producido son muchos, pero todavía queda mucho camino por recorrer”

Marcos Macarro (Amnistía Internacional): “Los derechos humanos son una carrera de fondo: los avances que se han producido son muchos, pero todavía queda mucho camino por recorrer”

Marcos Macarro es responsable de fidelización y atención a socios de Amnistía Internacional, además de responsable del área de herencias y legados de la organización. Con 8 años de trabajo a sus espaldas dentro de esta ONG, Marcos se sintió atraído por el enfoque y los objetivos de Amnistía Internacional desde un buen inicio: una organización de prestigio internacional, activista por los derechos humanos, formada por personas que pretenden cambiar el mundo y por personas que se mueven en el día a día para ayudar a otras personas.

marcos macarro amnistia internacional

Nuestra conversación con Marcos Macarro nos sirve para profundizar en el área de los legados solidarios dentro de Amnistía Internacional, así como conocer con más detalle los pilares del trabajo de esta ONG, sus focos de actividad, sus dificultades y sus éxitos.

1. Hace ya un tiempo que firmasteis un acuerdo de colaboración con Testamenta para fomentar el legado solidario en favor de Amnistía Internacional. ¿Por qué decidisteis unir fuerzas con Testamenta y cómo valoráis esta relación hasta el momento?

-Pensamos que puede ser un acuerdo muy beneficioso para ambas partes. Por un lado, a los usuarios que navegan en Testamenta, les da la posibilidad de colaborar en su testamento con Amnistía Internacional. Por otro, a aquellas personas que se acercan a nuestra organización pensando en incluir a Amnistía Internacional en su testamento, Testamenta les ofrece una forma muy rápida y sencilla de organizar su testamento. La mayoría de nuestros socios y socias son muy activistas, están acostumbrados a actuar a través de Internet, así que entendemos que esta colaboración tiene mucho potencial y nos proporciona una ayuda mutua.

Creemos que el tema de las herencias y los legados solidarios es algo que hay que ir construyendo poco a poco y dándolo a conocer, sin esperar resultados inmediatos. Nosotros tratamos de informar sobre el tema de los legados solidarios en nuestro día a día para que la gente reflexione sobre ello y, si tiene dudas, ofrecemos que se pongan en contacto con nosotros. Dentro de esta labor informativa que realizamos, también ofrecemos asesoramiento jurídico tratando con cada persona interesada de forma personalizada y confidencial, sin ningún tipo de compromiso.

Queremos que cada vez más las personas se animen a probar otra fórmula de colaboración con nuestra ONG. Hace unos años era una forma muy desconocida, pero de un tiempo a esta parte cada vez más gente se informa y nos incluye en su testamento. Lo que cabe pensar es que se trata de una tendencia al alza y creemos que cada vez más gente optará por esta vía de colaboración. Además, un testamento solidario es una forma de colaboración que no tiene ningún tipo de coste en vida, se puede cambiar de opinión en cualquier momento y se respetan los derechos de los herederos forzosos y la voluntad del testador.

2. Cuando se habla de testamentos y legados solidarios en Amnistía Internacional, ¿es algo con lo que vuestros socios/colaboradores están familiarizados?
-La realidad es que el número de gente que se interesa por incluirnos en su testamento está siendo creciente. En cuanto a ingresos, llevamos 2 años en los que las herencias y los legados solidarios constituyen la segunda fuente de financiación de Amnistía Internacional después de la tradicional cuota de socios y socias. Tanto es así que en los últimos años esta forma de captación de fondos nos ha ayudado enormemente a capear la crisis.

3. Hablemos un poco más con detalle sobre Amnistía Internacional. Vuestra organización trabaja en la defensa de los derechos humanos alrededor del mundo. Debido a la gran magnitud que eso implica y desafortunadamente al gran número de vulneraciones de derechos que se producen… ¿cómo decidís dónde ayudar y cómo priorizar?
-Por un lado, Amnistía Internacional es una organización democrática. Esto es, nuestras líneas de acción se deciden en una Asamblea General de socios. Por un lado existe una Asamblea Mundial y después cada país realiza una Asamblea a nivel nacional. En estas reuniones se trazan las líneas estratégicas de actuación, siempre con la asesoría de expertos. Por otro lado, además de las líneas generales, también se deja un margen para reaccionar ante posibles crisis repentinas. Aparte del trabajo planificado, si estalla como este verano un conflicto en Israel y Gaza donde pensamos que existen vulneraciones de los derechos humanos, inmediatamente se despliega un gabinete de crisis en las oficinas de Amnistía Internacional en todo el mundo y se coordina nuestra línea de actuación para ese caso concreto.

4. ¿Cómo hacéis para detectar la vulneración de derechos humanos en algún lugar?
-Amnistía Internacional dispone de investigadores desplazados sobre el terreno que realizan esta labor. Recientemente hemos tenido personal en Irak documentado las violaciones de derechos humanos que allí se están produciendo. Se trata de profesionales que se encargan de entrevistarse con el Gobierno del país, con la oposición y con las ONG’s en la zona para tener un informe independiente de lo que está ocurriendo.

Con esta información, lo que hace Amnistía Internacional es un trabajo de incidencia política, de presión con las distintas autoridades (autoridades internacionales, organismos supranacionales como Naciones Unidas, Unión Europea, etc.) y tratamos de influir para que se tomen decisiones respecto a los derechos humanos.

Además, cuando existe una transgresión de derechos humanos lo denunciamos públicamente a través de los medios, realizamos acciones de protesta en las embajadas, delante de las autoridades, movilizamos a la opinión pública a través de las redes sociales, a través de recogidas de firmas online y las hacemos llegar a las instituciones que tienen el poder de cambiar las cosas.

Nuestra labor es básicamente una tarea de investigación, es la base de nuestro trabajo, tener información propia, rigurosa e independiente, y por otro lado realizar una labor de denuncia y de mostrar esa realidad.

refugiada booo

5. Sois de alguna manera el “azote” de muchos gobiernos que vulneran los derechos humanos alrededor del mundo. Me imagino que esta relación con los gobiernos de los países resulta fundamental para desarrollar vuestro trabajo. ¿Cómo es?
-Depende del gobierno y depende del tema. Hay gobiernos que se muestran muy colaboradores en algunos temas y en otros se encargan de entorpecer nuestro trabajo. Amnistía Internacional trabaja de forma totalmente independiente, somos independientes de toda ideología y religión, nuestro único ideario es el respeto a la declaración de los derechos humanos. Así, trabajamos en lo que llamamos “las cloacas” de los estados, en todo aquello que los gobiernos no quieren que su opinión pública sepa.

Es así. Amnistía Internacional es una organización incómoda, es nuestra razón de ser: ser el “pepito grillo” que está señalando con el dedo aquellos abusos de poder o sonrojando a los gobiernos que no respetan los derechos humanos.

6. También desarrolláis parte de vuestro trabajo en España con algunas campañas. ¿Hay mucho trabajo por hacer todavía en materia de derechos humanos en España?
-En España estamos haciendo mucho trabajo. Estamos realizando campañas contra la violencia de género, reclamando que haya justicia especializada, que cuando una mujer acuda a la justicia para denunciar un caso de violencia de género sea debidamente atendida.

Ahora mismo estamos trabajando contra la reforma de ley de seguridad ciudadana y la devolución a Marruecos de inmigrantes que han cruzado el estrecho de Gibraltar. Éste es un tema que viola todas las leyes internacionales a las que España se ha suscrito. Muchas veces estos inmigrantes son tratados como criminales, están acinados en centros donde muchas veces hay menores que no están acompañados, se les mantiene aislados durante días sin ser informados de sus derechos… Situaciones que quebrantan completamente los derechos humanos y que Amnistía Internacional está denunciando.

También hemos denunciado como la crisis económica estaba justificando las violaciones de derechos humanos. Por ejemplo, la reforma sanitaria dejó a más de 800.000 personas sin tarjeta sanitaria o muchas personas son víctimas de desalojos hipotecarios…

Amnistía Internacional realiza un trabajo completamente independiente y pretende ser incómoda. Hay temas donde el Gobierno se ha mostrado colaborador, como la firma del Tratado Internacional de Armas. Ésta es una gran victoria en la que hemos participado, para provocar una ratificación en las Naciones Unidas que controle de forma internacional el tráfico de armas para que no se comercialicen armas en países en conflicto donde se estén violando los derechos humanos, que la industria armamentística no venda armas a países como Siria o Irak… Pensamos que la ratificación de este tratado es un gran triunfo y es un tema en el que el gobierno español ha sido muy proactivo. En otros temas, como los inmigrantes en las vallas de Ceuta y Melilla, nuestro gobierno no ha sido tan proactivo ni colaborador.

Respondiendo a tu pregunta, todavía queda mucho trabajo por hacer. El respeto a la Declaración de Derechos Humanos todavía es un ideal. Hay mucho avanzado y a la vez mucho por conseguir, incluida España. En algunos casos, como los mencionados, ha habido retrocesos. Así que hay que estar vigilantes, denunciar y movilizarse para no que no haya pasos hacia atrás, sino lo contrario.

7. ¿Cuáles dirías que son los mayores obstáculos que os encontráis para desarrollar vuestro trabajo?
-Los obstáculos y trabas son muchos. Por un lado, las violaciones de los derechos humanos desgraciadamente son tantas y en todas partes del mundo, que es imposible llegar a todas partes. Ahora mismo, un gran reto de Amnistía Internacional es llegar a zonas del sur global (países de África, Latinoamérica…) para que su propia población se movilice por cuestiones de derechos humanos. El objetivo es que no seamos una organización que está presente allí donde se violan los derechos humanos, sino que sea la población en el país de origen quién se movilice y reclame sus propios derechos. Esto es, fortalecer los derechos humanos en el sur. Estamos abriendo oficinas en lugares como Sudáfrica, Mozambique o Brasil, porque creemos que es importante estar cerca de donde se producen las violaciones de los derechos humanos.

Ahora mismo, otra dificultad es que cada vez se están haciendo mayores restricciones a la jurisdicción universal. Considerábamos un gran avance cada vez que se han producido condenas a gobernantes que se ha demostrado han cometido crímenes contra la humanidad (los juicios a Pinochet, a Fujimori, a Taylor, a otros dictadores…) y lo que hemos visto recientemente muchas veces es que por cuestiones de intereses económicos y de relaciones internacionales, los gobiernos están modificando sus legislaciones y retrocediendo en esta materia.

Los derechos humanos son una carrera de fondo. Si miramos la vista atrás, los avances que se han producido son muchos (países que ya no aplican la pena de muerte, el tratado de armas, muchos casos d presos individuales de conciencia que hemos logrado liberar…). Pero si miramos hacia adelante, queda mucho trabajo por hacer. Cuanto más seamos y más fuertes seamos, incluyendo a través del testamento, más fuertes seremos para alzar nuestra voz y denunciar todas estas injusticias, llegando a este objetivo de un mundo donde la declaración de los derechos humanos sea una realidad.

Me gustaría citar a nuestro fundador, Peter Benenson, que solía decir: “Sólo cuando la última cámara de tortura del mundo quede cerrada, habremos hecho nuestro trabajo”. Amnistía Internacional trabaja para desaparecer, nos gustaría no ser necesarios algún día. Para cumplir este objetivo, cualquier ayuda mediante herencias o legados solidarios es muy importante.

8. ¿Qué razones podrías decirle al lector para legar en favor de Amnistía Internacional?
-Porque somos una organización independiente que sólo nos financiamos a través de socios, socias, donantes y de gente que nos incluye en su testamento. Sólo a través de personas individuales podemos hacer nuestro trabajo y vamos a poder ser independientes para denunciar las violaciones de derechos humanos.

Los avances en materia de derechos humanos son muy lentos. Con un planteamiento de ayuda a largo plazo, se está contribuyendo a que ese ideal muy difícil y a largo plazo sea posible.

Por último, Amnistía Internacional está en un plan muy ambicioso: ser fuertes en el sur, estar más cerca de donde se producen las transgresiones de derechos humanos. Para ello, vamos a necesitar muchos recursos para poder colocar los derechos humanos en la agenda política de estos países.

Desde Testamenta, agradecemos a Marcos Macarro y a Amnistía Internacional por su tiempo y su amabilidad, así como esperamos esta entrevista sirva para reseñar la importancia de los legados solidarios en favor de esta organización que trabajar por proteger y garantizar los derechos humanos en el mundo.

[Total:1    Promedio:5/5]
Banner Middle Post

About The Author

Carlos Sanmartín

Interesado en derecho sucesorio, testamentos, herencias, sucesiones seguros, ONGs y mucho más.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post