Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
¿Qué es la legítima y cómo se calcula?

¿Qué es la legítima y cómo se calcula?

No es esta la primera vez que hablamos del tercio de legítima en una herencia. Sin embargo, son muchas las dudas y consultas que recibimos respecto a qué es la legítima y cómo se calcula, de modo que profundizaremos más sobre ese tema en este artículo. Pero, antes de empezar, realizaremos un pequeño resumen de conceptos para que el cálculo de la legítima quede más claro.

Qué es la legítima

El artículo 806 de nuestro código civil define la legítima como una parte de los bienes de los que la persona que hace testamento está aobligada a disponer de una manera determinada. La ley ha reservado esos bienes a unos herederos determinados. Estos son los herederos forzosos.

La legítima por tanto es una parte intocable de la herencia. El testador no puede imponer condiciones sobre ella a los herederos, ni gravámenes ni ningún tipo de cargas. Tampoco se puede sustituir por otra cosa.

Solo existe un modo de privar a los herederos del tercio de legítima, y es que se de alguna de las causas que establece el propio código, y que hemos avanzado en un artículo anterior. Allí veíamos cómo erancausas muy graves que atentaban contra la vida o la dignidad del testador. Es decir, existen casos en los que se puede desheredar a los herederos forzosos, pero son muy pocos y están muy regulados.

¿Qué es la legítima y cómo se calcula?
¿Qué es la legítima y cómo se calcula?

Quiénes son los herederos forzosos

Tal y como establece la ley, los herederos forzosos son en este caso legitimarios. Esto es así porque la ley esteblece que deben heredar la legítima, y no cualquier otra parte de la herencia. Es el artículo 807 del Código Civil el que nos da el listado de estos herederos:

  • Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes. En este caso los hijos biológicos y los adoptados tienen los mismos derechos. A la hora de heredar la legítima, no existe discriminación entre biología y adopción.
  • Si el testador no tuviera hijos ni descendientes, los padres y ascendientes serán los herederos del tercio de legítima.
  • El viudo o viuda del causante, al cual se le atribuye un derecho de usufructo parcial de la herencia.

¿Se puede renunciar a la legítima?

Decíamos más arriba que la legítima está establecida por la ley y que no se pude desheredar a los herederos legítimos. Pues bien, estos herederos, también encuentran dificultades a la hora de renunciar a esta parte de la herencia.

Para empezar, mientras el finado siga vivo, el heredero forzoso no puede, en ningún caso, renuciar a la legítima. Si se firmase cualquier acuerdo o declaración entre el testador y el herederro en el que este renunciase a la legítima, sería declarado nulo de pleno derecho. Esto quiere decir que no tendría ningún efecto. La legítima es pues irrenunciable en vida del causante. Esto cambia una vez que el testador ha muerto. Tras el fallecimiento sí se puede renunciar a la legítima. Aunque esa renuncia debe tener varias características, siempre según lo establecido en el propio Código Civil. Debe ser una renuncia rotunda, explícita y clara. De otro modo no surtirá ningún efecto.

¿Qué es la legítima y cómo se calcula?

Pero habíamos dicho que en este artículo hablaríamos de qué es la legítima y de cómo se calcula. Pasemos pues a la parte del cálculo:

¿Qué es la legítima?¿Qué parte de la herencia abarca? ¿Cómo se calcula?

Para definir qué es la legítima hay que saber que abarca diferentes conceptos dependiendo del heredero al que nos refiramos. Así, la legítima de los hijos comprende dos tercios de los bienes hereditaris del padre y de la madre. Si hubo hijos pero estos han muerto con descendientes, serán estos los que tengan derecho a esos dos tercios.

Los padres y ascendientes tienen derecho tan solo a la mitad de esos bienes. Excepto si, además de ascendientes, hay un cónyuge. Si el fallecido deja viudo o viuda, los padres o ascendientes solo tendrán derecho a una legítima de un tercio de la herencia. La legítima de los padres se divide a partes iguales. Si uno de ellos ha muerto, corresponde en su totalidad al que queda vivo.

El cónyuge viudo, para tener derecho a la legítima, tiene que seguir siendo cónyuge; es decir, no tienen que haberse separado ni judicialmente ni de hecho. Es decir, si la pareja se separó, no hay derecho a la herencia. Aunque no hubiera sentencia judicial respecto a esa separación. El cónyuge tiene un derecho de usufructo parcial sobre la herencia, que suele recaer sobre el uso y disfrute de la vivienda común. Y esto haya o no haya hijos o descendientes.

La legítima del cónyuge viudo cambia dependiendo de si hay hijos o descendientes. En este caso, el llamado usufructo viudal recaerá únicamente sobre el tercio de mejora. El tercio de legítima estricta siempre es intocable y para los hijos o descendientes. Si hay ascendientes, el cónyuge podrá usar y disfrutar la mitad de la herencia. Si hay hijos, pero son hijos solo del fallecido, por ejemplo de un matrimonio anterior, el cónyuge puede pedir que le den su herencia bien en dinero o bien en otros bienes hereditarios. Finalmente, si no hay ascendientes ni descendientes, el cónyige viudo tendrá el usufructo del dos tercios de la herencia.

Donaciones y herencia

Puede ser que el fallecido haya realizado donaciones en vida que hayan disminuido los bienes hereditarios. A la hora de determinar a cuanto asciende una herencia, estas donaciones se suman a los bienes que todavía retenga el testador. Así, si luego no hay suficiente dinero para satisfacer la legítima, esas donaciones se reducirán. Es decir, quienes las hayan recibido tendrán que devolver todo el dinero o parte de él.

Esperamos que haya quedado claro qué es la legítima. Lo que parece evidente es que disponer de los propios bienes no es una tarea sencilla. Incluso cuando hacemos las cosas lo mejor posible y con la mejor voluntad. Por eso, el consejo de Testamenta siempre es que busques asesoramiento profesional. Así, te aseguras de que se cumplan tus últimas voluntades. Eliminarás los riesgos de hacer un testamento inválido o de realizar alguna operación, todavía en vida, que pueda anularse después de tu muerte. Ponte en contacto con nostros y te ayudaremos.

 

 

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Banner Middle Post

Sobre el autor

Testamenta

Testamenta es la primera solución para iniciar los trámites del testamento online. Si quieres hacer el testamento entra en www.testamenta.es

Posts relacionados

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post