Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
Matrimonio sin hijos: Cosas que debes saber si recibirás la herencia

Matrimonio sin hijos: Cosas que debes saber si recibirás la herencia

En este post trataremos un caso especial: el de un matrimonio sin hijos y su herencia. De paso, hablaremos de la importancia del testamento. Hacer testamento es siempre fundamental. Desafortunadamente, todavía a día de hoy son muchas las personas que evitan hacerlo por considerar que es, de manera indirecta tratar la muerte. Sin embargo, hacer nuestro testamento no es otra cosa que un acto de responsabilidad y madurez.

La importancia del testamento

La tranquilidad de nuestros seres queridos para su futuro

Hasta tal punto el testamento y la defunción son cosas distintas que aquél supone de hecho algo positivo: la tranquilidad de nuestros seres queridos para su futuro. Es por ello que hacer testamento es de hecho un acto de vida. Consiste en anticipar la seguridad del tiempo que nos queda y del que nuestros seres queridos van a disfrutar. Con este post queremos tratar una de las situaciones que más dudas suscita. Se trata de los casos de herencia en matrimonios sin hijos tal y como ha quedado dicho. Te ofrecemos algunas claves para comprender en qué consiste el proceso y qué debes hacer si vas a recibir una herencia de este tipo.

Testamenta- Cosas que debes saber si recibirás la herencia de un matrimonio sin hijos II

Herencias en un matrimonio sin hijos

¿Qué pasa con la herencia de un matrimonio sin hijos?

Primero de todo, hay que aclarar qué ocurre con las herencias en el caso de un matrimonio sin hijos. La ley estipula que, en el caso de dos personas unidas, si ambas fallecen y no hay testamento heredan los padres. La herencia en dicho caso se reparte unipersonalmente tal y como se haría con los descendientes. Sin embargo, si no hay padres y tampoco hay testamento, son los parientes quienes heredan.

Este es uno de los puntos que más controversia suscita en la cuestión de un matrimonio sin hijos. En efecto, si por ejemplo fallecen ambos miembros del matrimonio y no tienen padres y tampoco hijos heredarían unicamente los parientes del último fallecido. Por ejemplo, en un matrimonio formado por hombre y mujer donde aquél fallece y queda ésta, cuando ella muera los bienes serán heredados por su primer pariente. No quedará nada de la herencia para el resto de miembros de la familia, tampoco para los sobrinos del que fuera su cónyuge.

¿Qué sucede con el cónyuge?

¿En qué situación queda la otra persona si fallece uno de los dos cónyuges?

Naturalmente, como sucede en cualquier caso de matrimonio, en el caso de que uno de ellos muera los bienes pasarán en usufructo (1/2 de la herencia si no hay hijos y la otra mitad para los padres) al cónyuge a no ser que haya instrucción específica sobre esto en el testamento. El mínimo por  ley para el cónyuge es 1/3. Es decir, si no hay hijos ni padres la herencia total pasa al cónyuge. Sin embargo, al morir éste todos los bienes del matrimonio pasarán al miembro que hemos comentado ya. Para muchas personas esta medida resulta injusta y ciertamente es impopular.

Probablemente el desconocimiento de muchas personas en cuestiones que afectan a las herencias hace que este tipo de reparto siga produciéndose a pesar de tener tantos detractores. No sólo es importante realizar nuestro testamento: también debemos conocer cuáles son nuestros derechos a efectos legales para poder realizar los actos e instrucciones que mejor se adecuen a nuestro caso.

Testamenta- Cosas que debes saber si recibirás la herencia de un matrimonio sin hijos III

Grados de prioridad por parentesco para una herencia

Los hermanos e hijos de hermanos son quienes tienen carácter prioritario después de ascendientes y cónyuge. Este vínculo se extiende hasta el cuarto grado de parentesco. Por proximidad, irán estableciéndose quiénes son los parientes que deben heredar.

  1. Hermanos del padre o madre (tíos del fallecido)
  2. Primos hermanos
  3. Tíos segundos
  4. Sobrinos segundos

Después de estos grados de parentesco sería el Estado quien heredaría.

Pasos para recibir una herencia de un matrimonio sin hijos

¿Cómo recibir la herencia de manera efectiva?

Después de haber aclarado cómo se repartiría una herencia en el caso de un matrimonio sin hijos, sigamos con los pasos para recibirla de manera efectiva. Antes de nada, como hemos dicho, debemos asegurarnos de tener prioridad en la línea de parentesco.

Es importante saber si existe testamento que nos excluya de forma explícita de la herencia. Tal es el caso de muchas personas que deciden donar sus bienes a organizaciones benéficas. En Testamenta, por cierto, somos pioneros en el mundo al ofrecer esta posibilidad en nuestro testamento gratuito online. Por ello, después de habernos asegurado de que, en efecto, somos los beneficiarios de la herencia, los trámites son similares a cualquier otro proceso. 

Para empezar, respecto a la documentación hablaremos de dos documentos fundamentales. El Certificado de Defunción y el Acta de Última Voluntad. El primero nos valdrá para acreditar que la persona ha fallecido y que en consecuencia tenemos derecho a consultar en notaría el estado de su herencia. Se solicita en el Registro Civil de forma gratuita.

En el Ministerio de Justicia solicitaremos el Acta de Última Voluntad. Debemos esperar 15 días después del fallecimiento de la persona. Para obtenerlo (en las oficinas de gerencia territorial que nos corresponda) debemos presentar el Certificado de Defunción. Igualmente, debemos presentar el Formulario Modelo 790. Es un documento que puede obtenerse en estancos. Hay que sellarlo en el banco tras pagar 3.70€. Para los casos en los que el fallecido pudiera tener contratada una póliza de seguros, antes de los cinco años hay que reclamar posibles indemnizaciones.

Leer testamento

Con el Acata de Última Voluntad podemos ir al notario y obtener una copia del testamento en el caso de que exista. Consulta aquí los casos en los que no existe testamento, ¿qué debemos hacer? Para los casos en los que no haya testamento, debemos preparar una declaración de herederos. Consiste en reclamar nuestra calidad de herederos legítimos como consecuencia de que no existen descendientes o parientes con más derecho o proximidad. Para efectuar la declaración de herederos, además de los documentos comentados hasta ahora necesitaremos otros. Nuestro propio DNI, el Libro de Familia y dos testigos que nos acrediten.

A partir de ahí y de conocer en qué consiste la herencia (que no siempre es beneficiosa) se redactará por parte de un profesional el llamado Cuaderno Particional. En él se estipulará quien es el heredero legítimo, qué hereda, cuáles son sus derechos, etc.

Te recordamos que recibir una herencia es siempre una cuestión de responsabilidad. Una herencia en el caso de un matrimonio sin hijos puede ser compleja. Igualmente, hay impuestos derivados de la aceptación de una herencia además del conocido Impuesto de Sucesiones. Por ello, te recomendamos que consultes otros artículos de nuestra web y consultes así mismo a nuestros expertos. Testamenta está para tu tranquilidad.

Si te ha gustado este post… ¡Danos 5 estrellas!

Si tienes más dudas sobre la herencia de un matrimonio sin hijos, ¡déjanos un comentario al final de esta página y te ayudaremos a resolver tu duda!

[Total:1    Promedio:5/5]
Banner Middle Post

Sobre el autor

Gerard Fernández

Departamento de Marketing de Testamenta. Blog de testamentos, herencias, sucesiones con artículos de abogados expertos en derecho sucesorio. Resolvemos todas las dudas, preguntas y damos consejos sobre herencias, testamentos e impuestos de sucesiones.

Posts relacionados

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post