Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
Silvia Llorens (UNICEF): “UNICEF es la llave que conecta a muchos gobiernos y organizaciones sociales para que la rueda de la ayuda humanitaria funcione”

Silvia Llorens (UNICEF): “UNICEF es la llave que conecta a muchos gobiernos y organizaciones sociales para que la rueda de la ayuda humanitaria funcione”

Continuamos con nuestra conversación con Silvia Llorens, responsable del área de herencias y legados de UNICEF, tras la interesante primera parte de nuestra entrevista

7. UNICEF centra su trabajo en proteger los derechos de la infancia y en cambiar la situación de muchos niños en el mundo… un reto de magnitud enorme y mundial… ¿es posible abarcar una tarea tan amplia y complicada a todo el mundo?

-La realidad de UNICEF es que, a diferencia de otras ONG’s, sí que estamos en todos los países. En todos los países estamos antes, durante y después de una emergencia. Estamos en las peores y en las más silenciosas emergencias. Emergencias que no están en los medios de comunicación, que la gente desconoce, pero que tienen consecuencias tan catastróficas como el tsunami de Tailandia, el tifón en Filipinas o el terremoto de Haití. Lo que ocurre es que no son lo que llamaríamos “emergencias mediáticas”. Pero UNICEF está allí, tratando de apoyar a las personas más vulnerables como son los niños.

Respondiendo un poco más a vuestra pregunta, la actividad de UNICEF está presente en 195 países del mundo. Dependiendo del país en el que estemos, se establecen cuales son las necesidades más acuciantes para la infancia en ese lugar. No es lo mismo Sierra Leona o Níger, lugares con los niveles de pobreza más grande del mundo, que Bolivia o Ecuador, por citar algunos, donde la situación de la infancia está más desarrollada.

En el caso de estos dos países africanos, por ejemplo, la prioridad es que un niño sobreviva los tres primeros meses de vida, que sobreviva la madre y que ambos reciban las atenciones necesarias (vacunas, nutrición…) en los primeros meses de vida. En el caso de países que ya han arrancado o tienen cierto nivel de desarrollo, como los nombrados Bolivia o Ecuador, la prioridad para UNICEF es influir en el gobierno para que mejoren las políticas educativas, que reciban una educación de calidad… Es un enfoque diferente porque el gobierno local ya tiene unas políticas que cubren la alimentación básica de los niños, por ejemplo. Es por eso que UNICEF trabaja más en un nivel de influencia política, más que en un nivel de asistencia y de supervivencia como en el caso de África, donde nuestra tarea pasa por proteger a los niños contra la violencia y la explotación, evitar la captura de niños para que sean soldados, etc. Sólo para vuestra información, la mayor parte del presupuesto de UNICEF va destinado a África.

349093 Sudan-UNICEF-school

8. Parece que la necesidad humanitaria se encuentre sólo en el Tercer Mundo, pero también a menudo se encuentra mucho más cerca de lo que pensamos. En este sentido, ¿UNICEF realiza algún tipo de acción en España?
-En España, tenemos un nivel de desarrollo tan alto, que UNICEF no necesita desarrollar proyectos aquí, porque el gobierno ya es capaz de solventar esas necesidades. Lo que ocurre es que sí necesitamos realizar esta labor de influencia política sobre el gobierno de España. Por ello, asesoramos al Ministerio de Asuntos Sociales y al Ministerio de Sanidad sobre cómo deben de ser las políticas, para evitar que los niveles de pobreza infantil sean altos. Les advertimos sobre el problema y les damos las soluciones que nosotros recomendamos que realice. El Gobierno de España es capaz de hacerlo y de cumplirlo. En el caso de África o de América Latina, los gobiernos son débiles y no tienen esa capacidad, por eso necesitan de UNICEF y de otras organizaciones que les asesoren y les ayuden.

Os voy a poner un ejemplo de nuestra actuación: en la República Centroafricana, el gobierno decide que, con la ayuda de UNICEF, el Ministerio de Salud va a poner en marcha una campaña nacional de vacunación. UNICEF trabajar con el Gobierno para poner esto en marcha, formar a los sanitarios, dotar de la infraestructura para que esta campaña pueda llegar a todos los rincones del país. Trabajamos codo con codo con otras ONG’s como Cruz Roja, Médicos Sin Fronteras o Médicos del Mundo, por citar algunas, de manera que UNICEF entrega las vacunas, y las organizaciones sociales y el propio gobierno se encargan de poner en marcha esa campaña.

UNICEF es el único organismo que tiene la infraestructura para poner en marcha una campaña de esa magnitud a nivel mundial, porque unimos a gobierno y organizaciones sociales para combinarlas y llevar a cabo este objetivo. Podríamos decir que UNICEF es la llave que conecta el gobierno con las organizaciones sociales sobre el terreno para que la rueda funcione y pueda abarcar todo el país.

Esto, obviamente, no es necesario hacerlo en España. Podemos asesorar al gobierno, aconsejar sobre el tipo de políticas adecuadas para realizar, como incrementar la ayuda a las familias, por ejemplo, pero nosotros no somos los que vamos a dar esas ayudas.

9. Pese a que disponéis de una infraestructura y unos recursos que soportan vuestro trabajo, imaginamos que el trabajo de UNICEF no está exento de dificultades para cumplir sus objetivos. ¿Cuáles son las dificultades más graves o problemas que os encontraréis para desarrollar vuestra actividad?
-En España, la dificultad principal de nuestra actividad es la captación de fondos, por culpa de la complicada situación económica que vive el país. Muchas personas que colaboraban con nosotros han tenido que dejar de colaborar. Pero, por otro lado, en UNICEF lo hemos compensado con otras vías d colaboración. Hemos tenido que realizar un esfuerzo para buscar otras fuentes de financiación y diversificarlas. Cada vez hemos tenido que captar socios y hemos conseguido captar más socios, a pesar de la crisis.

El tema de las herencias y los legados solidarios es otra opción alternativa que, si seguimos creciendo, puede compensar lo que hemos dejado de ganar por otras vías estos últimos años, de toda esa gente que se ha dado de baja y lo que hemos dejado de recibir por parte de los gobiernos por culpa de la crisis.

Así que las herencias y los legados son una fuente primordial para nosotros para compensar ese descenso de ingresos, porque tenemos que seguir salvando la vida de miles de niños y sólo lo podemos hacer disponiendo de recursos económicos y alianzas a todos los niveles.

10. Si tuvieras que convencer a una persona que esté leyendo esta entrevista con 3 motivos para legar en favor de UNICEF, ¿qué le dirías?
-Primero, le diría que invertir en la infancia y en la infancia más vulnerable, es invertir en el futuro de la sociedad. Colaborar de cualquier manera con UNICEF para proteger a la infancia en todo el mundo es fundamental.

Segundo, no tenemos porque dejar de apoyar a nuestra familia, a nuestros herederos a través de una herencia, para además poder apoya a UNICEF.

Por último, las herencias y los legados solidarios nos ayudan a financiar emergencias que suceden en momentos concretos y que no podemos financiar porque existen otras prioridades. Cuando surge una emergencia humanitaria, los fondos procedentes de las herencias y legados son una fuente de recursos que nos ayudan a combatirla y a su vez, no dejar de trabajar sobre otras necesidades. Es aquello de no desvestir a un santo para vestir a otro.

En el futuro, seguirán habiendo catástrofes y guerras desgraciadamente, y pensar que una persona puede colaborar en una emergencia que todavía no ha sucedido o salvarle la vida a un niño en el futuro, es algo que me llenaría de muchísimo orgullo.

11. ¿Crees que nuestros hijos serán más solidarios con sus testamentos que nosotros?
-La respuesta a esa pregunta dependerá básicamente de los adultos, de los padres, de lo que les inculquemos a nuestros hijos. Yo tengo hijos y, desde que han nacido, viven en un ambiente de solidaridad, sabiendo que son niños muy afortunados y conscientes de que tienen que ayudar a otros niños en el mundo en cuanto tengan la oportunidad. Empezando primero con los más cercanos, los que están a su lado y luego con los demás.

No creo que nuestra sociedad sea más o menos solidaria que antes, sino que depende en gran parte de los adultos el de inculcar esto a sus hijos.

Para acabar, me gustaría transmitir un mensaje: se puede. Se puede acabar con la pobreza en el mundo, se puede conseguir la supervivencia infantil en el mundo, y UNICEF tiene la clave para ello. Para que os hagáis una idea: en 1990, morían 20 millones de niños al año por enfermedades prevenibles. Hoy en día mueren 8 millones. Eso significa que somos capaces de reducirlo y que esa cifra sea mínima. Pero se necesita de la ayuda de todo el mundo y, una de las fuentes de ayuda son, sin duda, las herencias y los legados solidarios.

 

Desde Testamenta, agradecemos enormemente a Silvia Llorens su tiempo y sus interesantes reflexiones, que esperamos ayuden a concienciar sobre la importancia de realizar testamento solidario para una ONG como UNICEF

[Total:1    Promedio:5/5]
Banner Middle Post

About The Author

Carlos Sanmartín

Interesado en derecho sucesorio, testamentos, herencias, sucesiones seguros, ONGs y mucho más.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post