Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
Juan Carlos Melgar (Fundación Adsis): “Intentamos crear futuro allí donde no lo hay, que los jóvenes crean en sí mismos y sigan caminando”

Juan Carlos Melgar (Fundación Adsis): “Intentamos crear futuro allí donde no lo hay, que los jóvenes crean en sí mismos y sigan caminando”

juan carlos melgarJuan Carlos Melgar es el Director General de la Fundación Adsis, constituida con la unión de 12 asociaciones en 1996 que tenían en común una misma finalidad: la promoción integral de personas y grupos empobrecidos, principalmente jóvenes y adolescentes. En la Fundación Adsis persiguen el objetivo de que todas las personas cuenten con las mismas oportunidades y derechos para desarrollarse profesional y personalmente.

La Fundación Adsis es una organización de acción social y también cuenta con proyectos de cooperación al desarrollo y es una entidad de comercio justo. Está construida en base a una gran participación de voluntarios, que son muy importantes en el trabajo con jóvenes y adolescentes, los grupos de personas más comunes de la Fundación. No es una organización de grandes causas, sino que la Fundación Adsis se centra en la persona, buscar lo mejor que tiene y acompañarla para conseguirlo.

Entre las funciones de Juan Carlos Melgar, se encuentran coordinar y contribuir a que en las zonas donde está presente la Fundación Adsis (12 provincias en toda España) se mantenga el espíritu de la organización, permitiendo que lo local se exprese en distintas formas. Cada proyecto tiene su propia peculiaridad en función del lugar.

Con Juan Carlos Melgar queremos abordar el tema de los legados solidarios y cómo influyen en el trabajo diario de la Fundación.

1. Hace varios meses que realizasteis un acuerdo con Testamenta para fomentar el legado solidario en favor de vuestra organización. ¿Qué os motivaba de esta opción de colaboración? 

-Precisamente, nuestra principal motivación es que se trata de un buen servicio que nos puede llevar a captar fondos donde nosotros no llegamos. Hasta ahora no nos habíamos atrevido a lanzarnos a esta vertiente. Los legados solidarios es una vía de financiación con un valor profundo. Son una vía de captación de fondos que no veremos su impacto ahora mismo, por su naturaleza comprobaremos su importancia en el futuro. En nuestro caso, la vía de financiación privada la tenemos controlada, pero no teníamos tan controlada la vía de personas que han fallecido y que han dejado bienes para que se utilicen para una acción social. Con Testamenta nos ayuda a facilitar ese camino y a destinar recursos para el público para fomentar esta parte del legado solidario.

Además, Testamenta tiene una forma de tratar con profundidad este tema y un valor ético importante, así que nos ofrece una garantía de estar haciendo un bien.

Al final, nosotros nos sentimos como transmisores. Si hay un buen proyecto que puede estar financiado con unos recursos, intentar conectar con la gente para que nos puedan ayudar con su legado.

2. ¿Cómo tratáis el tema de los testamentos y los legados solidarios en la Fundación Adsis? ¿Sois proactivos o más bien reactivos a la hora de comunicar…?
-Estamos comenzando a dedicarle a esta área más tiempo. No sabemos qué desarrollo puede crecer aquí, ni el camino que puede trazarse. No tenemos relaciones con personas con mucho capital, así que no sé si podemos llegar a ser proactivos.

Lo que sí te puedo decir es que intentamos ser cada vez más visibles. Antes hacíamos acción social sin preocuparnos demasiado por la visibilidad y la notoriedad, y ahora sí. El testamento solidario, en este sentido, es algo muy novedoso y nos permite estar abiertos a que podamos hacer más cosas de las que tenemos ganas de hacer.

Hasta ahora, lo único que habíamos tenido son pequeñas experiencias de amigos, hasta ahí habíamos llegado. Hemos pensado que puede haber un desarrollo importante en materia del testamento solidario, con proyectos que por la novedad que aportan y la necesidad de acompañamiento que tienen, esta puede ser una buena línea para financiar este tipo de proyectos.

3. Hablemos con más profundidad de vuestra Fundación. Trabajáis principalmente para que los jóvenes en riesgo de exclusión social encuentren oportunidades para desarrollarse personal y profesionalmente… ¿Cómo materializáis este soporte?
-Las propuestas de la Fundación Adsis van muy ligadas al lugar donde estemos (estamos presentes en 12 provincias españolas).

En un primer nivel nos encontramos con una fase de prevención. Tenemos 9.000 jóvenes en centros educativos de secundaria que realizan actividades normales y nosotros llegamos con un taller y una educación en valores. Les posibilitamos que hagan los cursos y que se puedan comprometer en alguna experiencia de voluntariado. Esto se lleva a cabo en 9 provincias españolas.

En otro nivel, nos encontramos con adolescentes en riesgo de exclusión social importante, que ya tienen dificultad en la escuela, así que intentamos ofrecer una propuesta de unidad educativa compensatoria (clases particulares…), ayudarles a resolver sus dificultades en la familia, en su entorno educativo, para que no salgan del sistema educativo y para que se puedan recuperar. Estos proyectos se desarrollan en Barcelona, Valencia y Las Palmas.

En el caso de que los jóvenes hayan salido del sistema educativo y tengan una experiencia negativa, realizamos una propuesta laboral. La Fundación Adsis, a través de la formación y la orientación profesional, con la ayuda de unas posibles prácticas formativas, ayudamos a crear itinerarios personalizados de inserción laboral. Este proyecto se desarrolla prácticamente en todas las provincias en donde estamos presentes.

Por último, estamos desarrollando una pequeña experiencia en tres hogares para adolescentes y jóvenes tutelados por la Junta de Castilla y León. Son centros de atención 24 horas. Por un lado hay un piso de jóvenes tutelados y otro de transición a la vida adulta. Posibilitamos que adolescentes y jóvenes que no están con sus familias por problemas determinados, puedan tener la oportunidad de estar en un piso hasta la mayoría de edad, o tener una alternativa donde quedarse cuando ya son mayores de edad y para integrarse en la vida adulta en ese periodo de transición.

4. ¿Qué dirías que es lo que más necesitan estos jóvenes con los que trabajáis que sufren realidades más complicadas a nivel personal y lo que más valoran de vuestro trabajo?
-En el Plan Estratégico Nuevo de la Fundación Adsis, colocamos dos palabras juntas: Jóvenes y Acompañamiento. Cuando un joven se acerca a los centros de la Fundación Adsis, ve como trabajamos, se queda. Muchos voluntarios vienen también y les gusta el estilo y la manera de trabajar. La forma que lo define es “acompañamiento”. Todo esto lo intentamos transmitir con una frase: “me pongo a tu lado el tiempo que necesites e intento que saques lo mejor de ti mismo, camines y crezcas”.

En la Fundación Adsis intentamos juntos cambiar las vidas. Cambiar la vida del educador, porque ves crecer al otro; cambiar la vida del joven, porque se apropia de unos valores; y cambiar la vida de la familia, porque la creencia cambia de negativa a positiva.

No se trata de hacer un curso con jóvenes, sino es más una dinámica de relación, de crecimiento personal y de acompañamiento. Los jóvenes necesitan mucha orientación y escucha, y en la Fundación Adsis tratamos de llenar esa necesidad.

5. Imagino que vuestro trabajo debe tener una parte reconfortante de tratar en el día a día con colectivos de gente joven con ganas de hacer cosas en el mundo, y ver que consiguen salir adelante, con estudios, trabajos, etc.
-Por supuesto. Una de mis funciones es visitar los centros. Lo que más adoro es reunirme con los equipos y escucharles. Analizamos la situación que viven los diferentes jóvenes.

Yo personalmente lo disfruto. Es muy grato ver los éxitos y, ante los fracasos, hay una resistencia para no rendirse. El fracaso nos ayuda a caminar y el éxito nos permite celebrar.

Intentamos cambiar la cara de cada uno cuando hay un éxito. En nuestros vídeos de nuestro canal de YouTube, más que nuestra labor, intentamos reflejar el éxito de estos jóvenes, partiendo de situaciones duras y sabiéndose reponer.

6. El tema de la educación y la formación juega un papel fundamental en el porvenir de estos chicos y chicas… ¿es así?
-En el tema de la educación, se trata de sacar lo mejor del otro. Nos parece muy importante. Un país que pierde capacidad de educar y que los jóvenes tengan recursos para ser educados, pierde mucho de su potencial y nos da pena.

En el caso de la formación, es algo para toda la vida. Cuando las personas elegimos que queremos y que no, hacer estos itinerarios, adaptarnos al entorno del trabajo, adaptarnos al joven, crear programas a medida para los jóvenes… Todo esto para nosotros es clave: estar constantemente diseñando planes y formación adaptada a los jóvenes.

También es clave la coordinación con los centros educativos y las empresas donde los jóvenes realizan prácticas. La relación con el entorno educativo y profesional también resulta fundamental.

7. El colectivo de los jóvenes no es el único al que ayudáis, también ofrecéis soporte a otros colectivos: mujeres en riesgo de exclusión social, presos, inmigrantes… Explícanos brevemente de qué manera ayudáis en estos colectivos.
-Algunos proyectos de la Fundación Adsis son de hace mucho tiempo, como el proyecto de jóvenes para la inserción laboral, que funciona desde hace 25 años.

En el caso de personas privadas de libertad, nos encontramos con jóvenes que por drogas acababan en la cárcel, les íbamos a visitar. Y allí surgió un programa para ayudarles, creció el proyecto de acompañamiento en inserción social en personas privadas de libertad. Intentamos conseguir que no reincidan y que encuentren caminos positivos de crecimiento en la vida (una empresa que no les rechace, una familia que no les deje de lado…).

Con mujeres en riesgo de exclusión social, respondemos a una realidad en un barrio de Las Palmas. Nos encontramos con bastantes familias mono parentales que no tienen preparación, tienen una autoestima baja y necesitan un apoyo. La mejor manera de ayudar es conseguir el apoyo mutuo del grupo y que juntas puedan salir de su situación.

Por último, en el tema de personas inmigrantes, desde 2005 trabajamos básicamente con inmigración subsahariana. Nos hemos orientado hacia este grupo con propuestas sencillas pero muy potentes en cuanto a la relación. Personas que llegan aquí a España, sin referencias, sin papeles, desamparados… Hemos contemplado mucho la solidaridad entre ellos y con ellos estamos aprendiendo a que nos ayuden a ayudarles. Nuestra misión es este proceso de acompañamiento (aprendizaje del idioma, dinámicas para encontrar trabajo…). Cuando no podemos hacer nada, estamos con ellos y buscamos alternativas.

8. ¿Cuál es la parte más complicada de vuestro trabajo?
-Los recursos. Si tuviéramos más dinero para posibilitar que estos jóvenes que vienen a la formación, si estos jóvenes tuvieran unas rentas, sería más fácil que vinieran.

Si pudiéramos facilitar a todos los inmigrantes que vienen el acceso a cursos, si les pudiéramos ayudar con el transporte, sería genial. Son pequeñas aportaciones que necesitamos para facilitar el proceso de acompañamiento.

Otro tema delicado es el tema de las subvenciones de la administración. Si pudiéramos complementar con más personas lo que la administración entiende que se ha de hacer con menos, el trabajo sería mucho más efectivo.

Los recursos, obviamente, es una de las partes más complicadas. Pero también lo es ser conocidos y conseguir que más personas voluntarias se acerquen a nosotros.

Y por último se encuentran las dificultades personales. Cuando ves a una persona muy cerca y la problemática es profunda, y no puedes llegar, la frustración es importante. Necesita algo y no tiene recursos. Eso también es duro de digerir.

9. Si tuvieras que dar razones para legar en favor de Fundación Adsis, ¿Qué le dirías a los lectores?
-Me encantaría presentar a un joven y ver lo que el dinero cambia la vida a estas personas. Nosotros contribuimos a lo que el otro es capaz de hacer por sí mismo. Contribuimos a mejorar esas vidas. Crear futuro allí donde no lo hay, que ellos crean en sí mismos y sigan caminando. En la Fundación Adsis cambiamos la vida de Jana, de Chelo y de muchos otros jóvenes que han pasado y pasan por nuestros centros cada día.

Agradecemos a Juan Carlos Melgar y a la Fundación Adsis por su tiempo y su amabilidad, así como esperamos que esta entrevista sirva para reseñar la importancia de los legados solidarios en favor de esta organización que trabaja por mejorar el futuro de muchos jóvenes en España. 

About The Author

Interesado en derecho sucesorio, testamentos, herencias, sucesiones seguros, ONGs y mucho más.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *