Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
Isabel Martínez (Sonrisas de Bombay): «La educación es la piedra fundamental en la que creemos ciegamente para romper el círculo vicioso de la pobreza»

Isabel Martínez (Sonrisas de Bombay): «La educación es la piedra fundamental en la que creemos ciegamente para romper el círculo vicioso de la pobreza»

Isabel Martínez es Responsable de Comunicación en Sonrisas de Bombay desde hace 4 años. Aparte de su labor diaria de relación con los medios de comunicación, se encarga de transmitir a la gente por las diferentes vías de la organización (página web, redes sociales, blog, notas de premsa…) qué son los slums de Bombay, su día a día, sus problemas y sus retos, sus vulneraciones de derechos, etc. El objetivo: sensibilizar a la población sobre la problemática que vive este colectivo y buscar su implicación en la ONG.

isabel martinez sonrisas de bombay

Con ella nos queremos adentrar en la interesante labor que realiza la ONG Sonrisas de Bombay desde 2005 y conocer un poco más sobre la realidad de la India.

1. Hace unos meses que decidisteis iniciar una relación de colaboración con Testamenta para fomentar el legado solidario en favor de Sonrisas de Bombay. ¿Cómo la valoráis hasta el momento?
-El acuerdo con Testamenta nos parece realmente interesante. A nivel comunicativo, tengo que decir que es una manera bastante activa de presentar y comunicar la opción de los legados solidarios. Teniendo en cuenta el tema que para muchas personas puede tener una connotación negativa, por aquello de relacionar testamentos con el final de la vida, Testamenta ha sabido darle la vuelta a esto, sabiendo comunicar y difundiendo esta parte tan importante de los testamentos y los legados solidarios de la manera más positiva.

Para nosotros, el acuerdo con Testamenta nos ha ayudado a establecer acuerdos con gente concreta y a abrirnos camino en un ámbito que de otra manera quizás no hubiéramos llegado.

2. Sonrisas de Bombay es una ONG relativamente joven comparada con otras ONGs, fue fundada en 2005. ¿Qué importancia le dais al área de herencias y legados como vía de captación de fondos en vuestra ONG?
-Hace tiempo que hicimos una adaptación en toda nuestra web para darle más importancia y difundir que existe esta posibilidad dentro de la acción de hacer un testamento.

Realmente, es un tema que se conoce poco, pero cuando lo hemos ido difundiendo entre nuestra base social, las reacciones son siempre muy positivas. El legado solidario es algo que a menudo las personas no tienen en cuenta, no caen en esta opción y no se enfocan en esta vía en el proceso de hacer testamento. Ahora, gracias a Testamenta y a nuestra labor, le intentamos dar un giro de tuerca a esto para convertirlo en una interesante oportunidad de futuro para que las personas puedan elegir dejar un legado solidario en favor nuestro.

3. Hablemos un poco más sobre Sonrisas de Bombay. A diferencia de otras ONG’s que actúan a nivel mundial o tienen proyectos simultáneos en diferentes localizaciones, vosotros decidisteis centraros en su momento en un objetivo muy concreto: un barrio de chabolas de Bombay. ¿Por qué razón?
-Básicamente, por dos factores. La primera razón es por los recursos que contamos. Tenemos un presupuesto anual que nos permite hacer una serie de acciones. En Bombay, la pobreza afecta desgraciadamente a millones de personas. Para nosotros, sería imposible abarcar todo.

La segunda razón se encuentra en la creación de Sonrisas de Bombay. Nacimos de una manera muy particular: Jaume Sanllorente conoció un orfanato en su visita a Bombay y decidió implicarse para intentar sanear su economía. Al cabo de un tiempo, gracias a su labor, se consiguió sanear la economía del orfanato, mediante las matrículas de una escuela, etc. hasta lograr que estos proyectos anduvieran por si solos.

Llegados a un punto, la organización se fue planteando donde quería llegar, cómo cumplir la misión de luchar contra la pobreza en los slums y luchar por conseguir respetar los derechos de estas personas. Pero nos es imposible llegar a todos. Hicimos estudios y trabajos de campo y finalmente decidimos enfocarnos en esta zona de Andheri Esat. Focalizarnos en esta área nos permite una utilización de los recursos de una manera más eficiente.

Además, al trabajar con una comunidad concreta, más cercana, provocamos que se establezcan nexos entre los proyectos. Si un niño participa en un proyecto concreto, quizás su madre también puede llegar a conocer otro proyecto enfocado a las mujeres. De esta forma, las familias participan más en todo este engranado de proyectos y es más fácil establecer estas conexiones y que los resultados sean más positivos.

4. Cuéntanos: ¿Cómo son las sonrisas de Bombay? ¿Son muy diferentes a las de aquí de España?
-No es que sean diferentes. Las sonrisas de Bombay son sonrisas bonitas, sinceras, de gente que tiene ilusión por cambiar cosas a pesar de vivir en situaciones complicadas. Las sonrisas, más allá de ser un gesto que transmite, no son únicamente esta idea tan ingenua de que son pobres y sonríen, sino que sonríen por la sensación de dignidad que aporta la sonrisa que otro gesto no tiene.

También, para nosotros, las sonrisas implican una manera de trabajar. Nosotros damos a conocer una situación difícil, de pobreza, de precariedad, de vulnerabilidad de derechos, pero en vez de incidir en la pena, siempre intentamos dar una visión positiva. Intentamos transmitir y valorar todo lo que hemos conseguido y lo que podemos conseguir en el futuro con más recursos y más apoyo. Intentar dar esta visión positiva es un mensaje de fuerza que una sonrisa transmite estupendamente.

Por último, la historia de Sonrisas de Bombay, desde un buen inicio, los 40 niños que iban a quedar abandonados en la calle, en manos de mafias y tráfico de personas, las sonrisas de estos niños tuvieron un impacto directo en Jaume Sanllorente para tirar adelante e implicarse con el proyecto de Sonrisas de Bombay.

5. India es un entorno totalmente diferente a España o a cualquier otro país del mundo… ¿Cómo influyen las tradiciones y la cultura del país en el problema de la pobreza?
-Evidentemente influye. Hay cosas que se están superando. Por ejemplo, el peso de las castas se está superando. En una situación de pobreza en un entorno urbano, las cuestiones culturales y religiosas tienen un peso, pero no tanto como otros factores.

A Bombay llegan cada semana centenares de familias. Personas que no están censadas, son invisibles ante el estado. Personas que no ven reconocidos sus derechos, tanto políticos como sociales. Son personas que viven en la calle, luego tienen la oportunidad de vivir en un “slum” (chabola), pero en condiciones muy precarias. Esto también influye.

Además, la mujer es otro factor en el tema de la pobreza, ya que sufre doble discriminación: es pobre y es mujer. La Constitución India garantiza la igualdad de derechos, pero eso no se consigue en la realidad.

6. ¿Cuál dirías que es la actitud de la sociedad india hacia la pobreza?
-En Bombay se encuentran diferentes actitudes. En los últimos años, hay personas del mismo Bombay que se implican en nuestros proyectos como voluntarios, jóvenes que estudian y quieren tener contacto con esta situación, quieren participar en el proceso de cambio de las cosas. Muchos jóvenes disfrutan de oportunidades para estudiar y crecer, mientras a escasos metros, hay chicos de su edad que no tienen esas oportunidades.

Es importante reseñar que en Bombay ha habido un crecimiento económico muy grande. La clase alta ha crecido mucho, mientras que la clase media tiene más reticencias frente a la pobreza, porque todavía están consolidando su status. La sociedad india está cambiando, se percibe un cambio real, una toma de conciencia importante… pero no sólo frente a la pobreza, sino frente a otros problemas como las violaciones, por ejemplo. Las violaciones ya existían, eran una realidad. Ahora, la sociedad está indignada cuando hay un problema de este tipo, sale a la calle y lo denuncia. No es que ahora se den más casos que antes, sino que ahora esto se denuncia públicamente. Hay un cambio de mentalidad en ese sentido. La sociedad a menudo va por delante de las leyes, así que esto es un ejemplo real de que algo está cambiando.

7. ¿Y la del gobierno?
-Se lanzan iniciativas para luchar contra la pobreza, pero ahora ha habido un cambio de gobierno. Ahora el poder está en manos de una línea muy conservadora, vamos a ver cómo enfocan el tema de la pobreza. No se puede eludir que en la India hay un nivel de corrupción muy alto, lo que acaba revirtiendo en las clases más desfavorecidas. Realmente, hay mucho trabajo por hacer.

niños sonrisas de bombay

8. Me imagino que el tema de la educación juega un papel fundamental en el objetivo de erradicar la pobreza, ¿no es así?
-Totalmente. En Sonrisas de Bombay trabajamos sobre tres pilares: educación, salud y desarrollo socio-económico. De estos, la educación es sin duda la piedra fundamental, el elemento clave en el que creemos ciegamente para romper el círculo vicioso de la pobreza.

Ahora tenemos en marcha un proyecto educativo para niños de 0 a 6 años, Balwadis, para fomentar que los niños de esta zona de “slums” vayan a la escuela y tengan acceso al aprendizaje básico. De esta forma, estás dando educación, trabajando con las familias y dándole importancia y fomentando los valores de la educación. Además, se está generando trabajo para mujeres de la comunidad.

La educación es una línea fundamental que no sólo influye en los más pequeños. También fomentamos becas en proyectos para que niños de 14 años continúen con sus estudios superiores. Y también para que niñas que han abandonado sus estudios, los retomen y vuelvan a estudiar.

La educación también supone formación ocupacional para mujeres, les abre las puertas para encontrar un trabajo e iniciar sus propias empresas.

9. Me imagino que vuestro trabajo no está exento de dificultades en la batalla del día a día contra la pobreza…
-Ciertamente, tenemos dificultades a muchos niveles. Para empezar, una cosa tan simple y tan banal como el tema del transporte, afecta. Bombay es una ciudad enorme, así que desplazarnos a menudo supone una dificultad.

A nivel de organización, la relación con la administración es difícil por todas las trabas burocráticas. No nos salimos de los canales estipulados, pero hay cosas que se retrasan. Desde hace poco tiempo en la India, por ejemplo, podemos recibir donaciones de personas indias, pero sin embargo no podemos recibir donaciones internacionales. Podríamos tener acceso a unos recursos que nos irían muy bien pero todavía no podemos por los trámites burocráticos que lo dificultan.

Otra de las cosas difíciles son que los cambios de mentalidad que intentamos proponer y trabajar con las comunidades son lentos y difíciles, no son de hoy para mañana… Poco a poco, intentamos cambiar la mentalidad de los maridos para que permitan a sus mujeres asistir a cursos y trabajar, que las chicas vuelvan a estudiar… todo con ejemplos positivos de vecinos que ayuden a implicar a los demás.

10. ¿Qué os aportan los colectivos con los que trabajáis allí? ¿Sólo sonrisas o algo más?
-Lo que aportan son las ganas de impulsar actividades, proyectos, ganas de mejorar, de construir un modelo social más justo, energía y ganas de implicarse en aquello que les afecta… Para nosotros tiene una visión más global el empeño por la defensa de los derechos humanos, mientras que ellos aportan estas ganas de luchar por cambiar las cosas, de conseguir y de mejorar.

11. Me he fijado en muchas de vuestras campañas y una de las cosas que encuentro en casi todas ellas es que giran en torno a un mensaje de positivismo… ¿Con qué mensaje llamarías la atención de los lectores para legar en favor de Sonrisas de Bombay?
-Diría uno de mis preferidos de la última campaña que hemos hecho: “Ellos sonríen, tú lo haces posible”, con el sublema “Tu apoyo es desarrollo”. El mensaje es que lo que tú haces aquí puede tener un efecto muy positivo. Por ejemplo, los 15 euros que nuestros socios deciden dar cada mes, tienen un efecto directo y positivo para que un niño pueda estar estudiando, que una persona pueda tener acceso a revisiones médicas, etc.

12. Para finalizar, ¿qué retos tenéis a corto y medio plazo en Sonrisas de Bombay?
-Yo creo que uno de nuestros retos es consolidar proyectos: los que funcionan ahora que continúen y puedan ir incorporando a más personas. Que 200 niñas becadas se puedan transformar en 300 niñas becadas, por ejemplo. Esto sería un reto a corto y medio plazo.

El reto a largo plazo es que los proyectos sean sostenibles. El orfanato Karuna (donde todo empezó) no depende de Sonrisas de Bombay, anda solo, está anclado en la sociedad, funciona bien y la comunidad cree que sirve. Esto sería uno de los retos a largo plazo: convertir nuestros proyectos en autosostenibles. Ese sería un gran objetivo que nos permitiría ir afrontando nuevos retos.

Desde Testamenta, queremos agradecer a Isabel Martínez y a Sonrisas de Bombay por la oportunidad de darnos a conocer su extraordinario trabajo en Bombay y esperamos que esta entrevista sirva para concienciar de la importancia de los legados solidarios en favor de esta ONG

[Total:1    Promedio:5/5]
Banner Middle Post

About The Author

Carlos Sanmartín

Interesado en derecho sucesorio, testamentos, herencias, sucesiones seguros, ONGs y mucho más.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post