Todo sobre testamentos, herencias y sucesiones
ENTREVISTA A LA DOCTORA EVA CARRASCO, DIRECTORA GENERAL Y CIENTÍFICA DE GEICAM

ENTREVISTA A LA DOCTORA EVA CARRASCO, DIRECTORA GENERAL Y CIENTÍFICA DE GEICAM

Hola Eva, en Testamenta estamos ilusionados de contar con GEICAM en el proyecto de Testamento online gratuito. Eres una reconocida investigadora del cáncer de mama y por ello nos gustaría escuchar tus respuestas a las siguientes preguntas.

¿Qué retos le ha supuesto trabajar en una fundación como GEICAM?

Indíce

Soy médico de vocación. Desde que era muy pequeña (creo que fue allá por 6º de EGB) tuve muy claro que quería estudiar medicina; también bastante pronto (en cuarto de carrera), decidí que quería especializarme en Oncología Médica, gracias a la influencia de uno de mis mentores, un oncólogo (ya jubilado) que trabajaba en el Hospital Gregorio Marañón, que es donde estudié la carrera y con el que trabajé de “alumna interna” durante los últimos tres años de la misma. Cuando decides hacer medicina por vocación y luego especializarte en Oncología, nunca piensas que te vas a dedicar a la investigación clínica pura y dura y dejar de ver pacientes; sin embargo, por circunstancias de la vida acabé dedicándome a ello. Al terminar la especialidad, había muy poco trabajo disponible como médico en un hospital, y tras unos meses de dedicarme “a esto y a lo otro” en el hospital donde hice la especialidad, me surgió la opción de trabajar en el departamento médico de una gran farmacéutica americana. Ese trabajo me permitió aprender muchísimo de metodología de investigación clínica y desarrollo de nuevos fármacos, y sobre todo, la oportunidad de trabajar en el campo de la investigación en cáncer de mama, por todo ello estaré siempre agradecida a los 11 años que estuve allí. Hace ahora 10 años, investigadores del Grupo GEICAM se me acercaron para contarme un proyecto nuevo que querían desarrollar dentro del grupo y para el que querían contar conmigo. Yo ya conocía GEICAM y a muchos de sus investigadores más que de sobra, por haber colaborado en varios proyectos de investigación de forma conjunta, así que, de inmediato el proyecto me “encandiló”, y aquí estoy desde entonces. Mi reto fundamental durante estos 10 años, ha sido tratar de profesionalizar la sede de GEICAM lo más posible, para poder dar el mejor apoyo a las investigaciones que surgen de nuestros asociados (los médicos investigadores que están trabajando en los hospitales de toda España), para que los resultados de nuestros estudios estén disponibles y puedan ser aplicados a las pacientes con cáncer de mama lo antes posible, y claro… al ser una fundación privada…hacer todo esto con el menor dinero posible, ya que la investigación clínica es carísima y no disponemos prácticamente de ninguna financiación pública (salvo lo poco que podemos conseguir a través de alguna beca competitiva).

 

Las mujeres desarrollan cáncer de mama antes de los 45 años, edad a partir de la cual se ha registrado siempre una mayor incidencia de la enfermedad ¿Qué retos supone para los oncólogos que tratan a las pacientes esta situación? ¿Cómo se está abordando desde la investigación?

 

Efectivamente, los oncólogos ven en las consultas cada vez más casos de cáncer de mama en mujeres menores de 45 años, cosa que puede deberse a varios factores, entre ellos el retraso en la edad del primer embarazo.

En estos casos de mujeres más jóvenes, cobra especial importancia atender a cuestiones como la preservación de la fertilidad para aquellas pacientes que pueden no haber satisfecho aún su deseo de ser madres. Aunque hasta hace unos años las recomendaciones de los profesionales para mujeres supervivientes de cáncer de mama incluían evitar el embarazo, hoy sabemos que tener un hijo una vez finalizado el tratamiento es seguro, ya que no empeora el pronóstico ni aumenta el riesgo de tener una recaída. Sin embargo, los datos muestran que actualmente menos del 10% de las supervivientes de cáncer de mama se quedan embarazadas, y sólo un 12% de las mujeres remitidas a unidades de fertilidad optan por someterse a estas técnicas; el miedo de las pacientes, producido por una falta de información, puede ser en parte causa de estas situaciones. Por todo ello, es muy importante informar a las mujeres jóvenes diagnosticadas de cáncer de mama, de que algunos tratamientos utilizados para tratar el cáncer, como la quimioterapia, pueden  producir un daño ovárico irreversible y por tanto provocar infertilidad, pero también hacerles saber que hoy contamos con diferentes técnicas de preservación de la fertilidad que permiten un futuro embarazo, como por ejemplo la criopreservación de ovocitos. Conscientes de estas “lagunas”, desde GEICAM decidimos poner en marcha el estudio EMBARCAM “Cáncer de mama y el deseo de ser madre”, que busca profundizar y evaluar con mayor precisión estos casos para poder ofrecer al equipo médico herramientas para aconsejar con éxito a aquellas pacientes que desean quedarse embarazadas.

Por otro lado, una problemática adicional asociada al aumento de los diagnósticos de cáncer de mama en mujeres jóvenes, es el incremento de los casos de cáncer de mama gestacional, es decir, aquél que se produce en el embarazo o durante el año después del parto. Aunque es poco frecuente (0,2-3,8% de todos los diagnósticos de cáncer de mama en España), en mujeres menores de 45 años este porcentaje asciende hasta el 7-14%. Diagnosticar un cáncer de mama durante la gestación no implica necesariamente la interrupción del embarazo para poder tratar a la paciente, es posible hacerlo con seguridad a partir del segundo trimestre siempre que se sigan una serie de pautas terapéuticas. El tratamiento sería el mismo que para un cáncer de mama no gestacional, pero siempre atendiendo de forma especial al mes de embarazo, el estadio de la enfermedad, las opciones terapéuticas, y el riesgo que supone por un lado para el feto las terapias utilizadas y por otro para la madre el posible retraso del tratamiento.

Otro de los objetivos de nuestro estudio EMBARCAM es conocer mejor qué relación molecular existe entre la enfermedad y el embarazo, así como si existe un fenotipo asociado a una mayor incidencia de cáncer de mama gestacional, entre otras cuestiones. A medio plazo, los datos recopilados en esta investigación podrían ayudar a establecer futuras hipótesis de trabajo en nuevos estudios que profundizasen en este tipo de cáncer de mama.

Dentro de esta línea de investigación se incluye también, el estudio POSITIVE (del inglés “Pregnancy Outcome and Safety of Interrupting Therapy for Women with Endocrine Responsive Breast Cancer”), en el que GEICAM participa junto a otros grupos cooperativos europeos. En este estudio, realizado mujeres diagnosticadas de un cáncer de mama hormonosensible, se evalúa la seguridad (en cuanto a la posible reaparición de la enfermedad) de interrumpir por un tiempo el tratamiento anti-hormonal, con la intención de conseguir una gestación en ese periodo. Actualmente, en estas ocasiones en las que una mujer con este tipo de cáncer manifiesta su deseo de ser madre, el oncólogo y la paciente deciden de forma conjunta las diferentes posibilidades en función del riesgo de cada caso, de acuerdo a la escasísima información de la que disponemos.

 

 

Según SEOM, en España se diagnostican casi 33.000 nuevos casos de cáncer de mama al año ¿Qué retos de investigación se ha propuesto GEICAM para disminuir esa cifra?

 

Además de investigar para avanzar en el conocimiento de la biología de la enfermedad, para contribuir a ofrecer tratamientos más específicos y con menos efectos secundarios, también es necesario trabajar para disminuir unas cifras que, como comentas, siguen aumentando año tras año. Sabemos que existen varios factores de riesgo que aumentan las posibilidades de tener cáncer de mama, algunos de ellos no pueden modificarse, como la edad, la herencia o los antecedentes familiares; pero sobre otros sí que podemos actuar, modificando nuestro estilo de vida. En este segundo grupo tienen una especial importancia el mantenimiento de un peso saludable, con la combinación de una dieta sana (en nuestro entorno la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos y pescados y pobre en grasas y alimentos ultraprocesados como la bollería o los embutidos) y la práctica de ejercicio físico.

Algunos de los resultados de investigaciones llevadas a cabo por nuestro grupo en este ámbito (estudio EpiGEICAM), nos indican que aquellas mujeres que siguen una dieta mediterránea tienen hasta un 30% menos de riesgo de desarrollar un cáncer de mama que aquellas que siguen una dieta “occidental” (con alto porcentaje de carnes procesadas, refrescos, bollería, etc). Este estudio también demostró que una ingesta de calorías mayor de la necesaria se relaciona con un aumento del riesgo de desarrollar un cáncer de mama, mientras que una restricción en su consumo tiene un efecto protector, así como que las mujeres españolas con un estilo de vida sedentario tienen hasta un 71% más de posibilidades de ser diagnosticadas de cáncer de mama.

Tras los resultados de este y otros estudios, uno de los retos que nos planteamos en GEICAM es divulgar esta información a través de todos nuestros canales de comunicación, poniendo nuestro granito de arena para contribuir a disminuir la incidencia de esta enfermedad. Por otro lado estamos trabajando, a través de nuestro programa de ejercicio físico oncológico, en varios estudios que investigan el ejercicio físico en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama con la intención de mejorar su calidad de vida y su supervivencia.

Últimamente escuchamos muchos titulares que tienen que ver con los avances que están produciéndose en el abordaje del cáncer gracias a las nuevas inmunoterapias. ¿Trabaja GEICAM para desarrollar este tipo de tratamientos?

Entre las claves del futuro de la investigación de esta patología, como decía antes, se encuentra la profundización en el estudio de la biología de la enfermedad, para contribuir a ofrecer tratamientos de medicina de precisión, más individualizados y con menos efectos adversos.

Otra de las prioridades en la investigación en cáncer de mama es la identificación de biomarcadores de respuesta a fármacos en tumor o en sangre (biopsia líquida) para su aplicación en la práctica clínica. La biopsia líquida podría permitir el seguimiento de los cambios del tumor a lo largo del tratamiento, lo que permitiría modificar la terapia en el momento en que los cambios del tumor sean identificados. Por otro lado, en pacientes que ya se han operado de la enfermedad y no tienen por lo tanto enfermedad visible, también nos permitirá identificar de forma mucho más temprana una reaparición del cáncer, cuando la enfermedad es aún muy pequeña y más fácilmente tratable.

Otra de las claves de futuro de la investigación consiste en el desarrollo de nuevas terapias, como la inmunoterapia, en grupos seleccionados de pacientes. El tratamiento del cáncer con inmunoterapia tiene un largo recorrido de desarrollo en investigación clínica, aunque la mayor parte de los intentos habían sido históricamente frustrantes. Sin embargo, recientemente se han podido identificar mecanismos que gobiernan la respuesta (o falta de ésta) del sistema inmune de los propios pacientes ante la presencia de células tumorales. Sin duda, este “redescubrimiento” de la inmunoterapia aplicada al cáncer es uno de los principales avances en oncología de los últimos años, y ya se ha demostrado eficaz en tumores como el de pulmón o el melanoma, entre otros.

En cuanto a su eficacia en cáncer de mama, ya disponemos de algunos resultados positivos, aunque aún tenemos el reto de perfilar qué pacientes son las que verdaderamente se benefician de esta modalidad terapéutica. La inmunoterapia es ahora mismo una de las principales líneas de investigación de GEICAM, sobre todo (aunque no en exclusiva), en pacientes con tumores triple negativo, con estudios nacionales e internacionales tanto en enfermedad precoz (en neoadyuvancia y adyuvancia) como en la enfermedad metastásica.

A día de hoy, esta estrategia de tratamiento aplicada al abordaje del cáncer de mama no está aún disponible en España.

 

Habéis firmado un acuerdo de Colaboración con Testamenta ¿Qué supone para vosotros este acuerdo?

Para nosotros se trata de una oportunidad para darnos a conocer a través de otros canales de comunicación más allá de los que manejamos habitualmente. Gracias a este acuerdo de colaboración, aquellas personas que acudan a Testamenta porque quieren contribuir a una causa con su legado, pueden conocer nuestra labor y el papel vital que tiene la investigación en la superación del cáncer de mama, y quizás colaborar con nosotros  a través de  dicha web. Además, para aquellos interesados, Testamenta ofrece una forma online, sencilla y rápida de colaboración que puede contribuir a incentivar este tipo de donaciones que tanto nos ayudan.

 

El testamento solidario permite a las personas dejar un legado a las ONG con las que colaboramos. ¿Qué haríais si os dejaran un bien inmueble en lugar de liquidez? ¿Qué es lo más extraño que os han legado?

 

En los casos en los que hemos recibido un inmueble, lo hemos vendido para convertirlo en liquidez para que nos ayude a seguir financiando nuestros proyectos de investigación académica. Precisamente, gracias a un legado solidario de este tipo, pudimos poner en marcha el estudio EMBARCAM que comentábamos al principio de la entrevista. Este estudio es un ejemplo claro de cómo el legado de una persona puede materializarse en proyectos concretos y mejoras concretas para las pacientes con cáncer de mama.

¡La verdad es que no hemos tenido ningún legado fuera de lo común!

Realizar un testamento en nuestro país aún es un poco tema tabú, pero vemos que poco a poco cada año se realizan más testamentos y por personas más jóvenes, como sociedad, ¿cómo podemos cambiar ese concepto y concienciar de que realizar un testamento es muy importante?

Es cierto que la realización de un testamento puede ser un tema complicado del que conversar de manera abierta. Sin embargo, sí vemos que cada vez más personas acuden a GEICAM para informarse sobre las posibilidades que ofrecemos en este sentido.

Aunque en España el legado solidario pueda ser aún una forma poco conocida de colaborar con una causa social, uno de nuestros retos es conseguir que aquellas personas comprometidas con la investigación y la superación del cáncer de mama, sepan que ceder su legado a esta causa es una opción tremendamente valiosa para las organizaciones que nos dedicamos a ello. Y al respecto de los demás herederos, esta puede ser una buena forma de apoyar, con su compromiso, las causas que más les importen.

 

Por último, ¿qué razones les darías a las personas que están leyendo este artículo ahora mismo para que legaran en favor de GEICAM y la investigación del cáncer de mama?

 

Las campañas de marketing y del “lazo rosa” pueden estar dando una falsa sensación entre la sociedad de que el cáncer de mama es una enfermedad prácticamente superada. Sin embargo, y aunque efectivamente gracias a la investigación llevada a cabo por grupos como GEICAM hoy 8 de cada 10 mujeres sobreviven a los 5 años del diagnóstico, debemos  ser conscientes de que en España aún fallecen más de 6000 mujeres al año por esta enfermedad. Debido en parte a su elevada incidencia, más de 32.000 nuevos casos al año, en nuestro país el cáncer de mama sigue siendo a día de hoy el tumor maligno que causa más muertes entre las mujeres, y es la primera causa de muerte en aquellas con edades entre 35 y 45 años. Para aquellas pacientes con un buen pronóstico y que consiguen superar la enfermedad, la investigación busca una mejora progresiva de la eficacia curativa de los tratamientos para reducir las tasa de recaídas y la reducción de los efectos adversos y en aquellas con enfermedad metastásica, lograr  supervivencias más prolongadas y mejor calidad de vida.

En GEICAM trabajan más de 800 expertos con un marcado perfil multidisciplinar (oncólogos médicos, cirujanos, oncólogos radioterápicos, ginecólogos, patólogos, epidemiólogos, radiólogos y profesionales de la medicina nuclear…) que colaboran en una red más de 200 instituciones por toda España para seguir avanzando hacia la superación del cáncer de mama. Desde nuestra constitución en 1995 hasta hoy, hemos promovido  o participado en más de un centenar de estudios en los que han participado más de 61.000 pacientes, convirtiéndonos en el grupo líder de investigación académica en cáncer de mama en España. Además del ámbito nacional, colaboramos de forma asidua con otros grupos  académicos similares al nuestro con sedes en países como Estados Unidos, Irlanda, Alemania, Canadá o Italia, y países de Latinoamérica.

Tanto nuestra multidisciplinariedad, como la cooperación con diferentes organizaciones, son fundamentales para impulsar el intercambio de conocimiento y el avance de la medicina hacia un futuro en el que la superación del cáncer de mama sea una realidad.

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Banner Middle Post

About The Author

Testamenta

Testamenta es la primera solución para iniciar los trámites del testamento online. Si quieres hacer el testamento entra en www.testamenta.es

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner Final Post